jueves, 31 de marzo de 2016

 Marta García Aller, El Mundo, 30 de marzo de 2016

España lidera 'el fin de las cosas'- España ya es el país de la UE que consume menos materiales: 8,4 toneladas por persona.

Puede que haya oído hablar del peak oil, la idea de que la producción de petróleo esté cerca de su límite y que el mundo, tal y como lo conocemos, no tenga más remedio que resignarse a decrecer. Pero hay otro techo que puede habérsele adelantado: el de lo material. Lo que los ingleses llaman stuff. Es decir, los objetos, lo que se toca, eso que compramos, a lo que se le puede poner un lacito. Lo advierte, ni más ni menos, que un directivo de Ikea, que es como la OPEP de las cosas. .... España encabeza el ranking de países europeos donde, según Eurostat, más ha descendido el consumo de materiales en la última década. Sólo entre 2010 y 2013, cayó un 33,5%.¿Es sólo producto de la crisis? La caída, sin duda, se acentúa a partir de 2008, cuando en España se extrajeron 661,5 millones de toneladas de materiales. Cinco años después (último dato disponible), no llega a la mitad. También ha reducido sustancialmente la cantidad de residuos generados por habitante: un 28% menos en una década. ... El fenómeno, según el informe Investing Innovation, de la gestora de fondos Fidelity, es global: «Vivimos en un mundo desmaterializado», afirma. En EEUU, ha decrecido cerca del 75% la cantidad de recursos extraídos por cada dólar del PIB en los últimos 75 años.
La caída en el consumo global de materiales tiene mucho que ver con la digitalización. Hay una gran variedad de bienes con los que antes solíamos llenar las estanterías de casa que se han vuelto invisibles... Hace 10 años se vendían en España 40 millones de CD, ahora un 75% menos. Y bajando. El streaming no ocupa lugar y ya equivale al 82% del negocio de la música en España.
El resto de formatos de entretenimiento lleva el mismo camino. Hace 15 años había alrededor de 400 millones de cintas de vídeos en los hogares españoles. ¡400 millones de VHS! Los lectores más jóvenes buscarán en Google de qué hablamos, pero hasta no hace tanto se siguieron comprando. Entre 2007 y 2008, según Asimelec, aún se vendieron más de 8,5 millones de cintas de vídeo.
...  Parece que nos dirigimos a un mundo desmaterializado, también como consecuencia de una mejora en las propias manufacturas. Ni los televisores ni los lavaplatos son los mamotretos que solían ser. Ni mucho menos los ordenadores. En los últimos 30 años, el material necesario para construir un PC ha decrecido un 68% (y cada máquina tiene 250.000 veces más de RAM)....

La constante búsqueda de fuentes energéticas y materiales alternativos eficientes tiene mucho que ver en la tendencia. Y se acrecentará en el futuro con nuevos hallazgos como el grafeno, nuevo maná tecnológico, que es la gran promesa para revolucionar las manufacturas: es cinco veces más ligero que el aluminio y 200 veces más resistente que el acero.
Otra de las tendencias claves es el aumento del consumo colaborativo y el mercado de segunda mano que vive un boom entre los millenials.....
Teniendo en cuenta que cadenas de ropa como Inditex o Primark están batiendo récords de ventas cuesta creer que consumamos menos. También la matriculación de automóviles está en alza en España, con la cifra más alta en un mes de febrero desde 2008 (sube un 12,6%).
No parecen éstas las cifras de un mundo inmaterial. De hecho, hasta Ikea vende más. «Más que una reducción, hay un consumo diferente», reconoce Ana García Blanco, market intelligence Manager de IKEA Ibérica. «Las necesidades en los hogares españoles ha cambiado y, por ejemplo, se han vendido menos grandes estructuras pero un 35% más de sofás cama porque ha habido muchos hijos que volvían a casa».

No hay comentarios:

Publicar un comentario